Constitución Cubana Libertaria/ José Ignacio Mora

“Viví dentro del monstro y conozco sus entrañas” 
“Yo he visto en la noche oscura llover sobre mi cabeza los rayos de lumbra pura de la divina belleza.”

“El amor, madre, a la patria no es el amor ridículo a la tierra, ni a la yerba que pisan nuestras plantas; Es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca” 

— José Martí

Es muy común escuchar, entre los que añoran a la Cuba de ayer, que la constitución del 1940 era un modelo de progreso y motivo de orgullo. Sin embargo, los que hemos llegado a estudiar y conocer los fundamentos de la empresa libre, y las palabras de Thomas Jefferson, vemos en la constitución del 1940 algo muy diferente: una plantilla basada en conceptos colectivistas y una semejanza al socialismo en el modelo de los paises de Europa bajo el llamado movimiento “progresista.”   

Los que critican a la Cuba de ayer, usan el término “capitalismo” para describir el sistema económico, y entonces proceden a criticar los problemas socio-económicos como algo causado por tal “capitalismo.”

Si entendemos por “capitalismo” la empresa libre, en la cual individuos pueden comerciar libremente, entonces lo que nos presenta esta Constitución del 1940 es algo muy diferente al tal “capitalismo.”

Sin, de lo contrario, decimos que el “capitalismo” es un sistema de cooperación entre gobierno y grandes empresas, ya eso es algo muy diferente a la empresa libre. Quizas, ¿podemos soñar en lo que es el capitalismo verdadero? O séa, un derecho fundamental de libertad económica, que en Cuba aún no ha florecido por completo.
<a href=”https://sites.google.com/site/constitucioncubanalibertaria/home”>https://sites.google.com/site/constitucioncubanalibertaria/home</a&gt;

https://sites.google.com/site/constitucioncubanalibertaria/

Los principios libertarios nos llevan a un destino muy diferente. Este proyecto toma la constitución del 1940, artículo por artículo, y propone un texto alternativo libertario. El concepto libertario es muy sencillo, pero tambien profundo: Que el hombre es libre, y disfruta de la libertad, tal y cuanto, no le niege ese mismo derecho a otros individuos. Tambien, no hay crimen donde no hay víctima. ¿Porque existen tantos “crimenes” que sencillamente son maneras de oprimir al ser humano por parte del gobierno? El gobierno solo existe para garantizar el orden público y el derecho individual – pero nada mas. 

 El gobierno no esta ahí para definir la cultura, ni para redistribuir los bienes, ni para diseñar una sociedad utópica. La vida, la libertad, y la felicidad les pertenecen a cada individuo, no a ningún grupo, ni a ningún colectivo, ni a ningún estado.    

Como la constitución del 1940 le daba al gobierno poderes de intervención en cada parte de la vida cotidiana del ciudadano, esta también nos presenta una oportunidad para negarle al gobierno, punto por punto, todas estas maneras de controlar al hombre libre y soberano. Somos libres y soberanos cuando cada individuo asume so propia responsabilidad y destino. Somos esclavos cuando le entregamos nuestra libertad al estado en cambio por una seguridad garantizada. Este proyecto presenta un modelo alterno en el cual el ciudadano, y no el gobierno, es el soberano.

Artículo original aquí: https://sites.google.com/site/constitucioncubanalibertaria/

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Economy and Freedom, José Ignacio Mora y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s