MÁS SOBRE LA ESCUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA V: TRABAJO Y SALARIOS/ Gabriel Zanotti 

3) Importancia del factor capital en la cuantía del salario.

El salario es un precio que goza de un extraño privilegio. Cuando sube –contrariamente a los demás precios– todos se alegran. Veamos, pues, para nuestra alegría, cuál es el factor que realmente puede provocar un aumento en el nivel general de salarios y, por ende, también una baja en el mismo.

Centremos nuestra atención por un momento en la demanda de trabajo. Ésta aumenta a medida que va aumentando la cuantía de capital. Es este último factor, el decisivo en el aumento de la demanda de trabajo y, por ende, en el aumento de la cuantía de salarios. También aumenta la demanda de trabajo por un repentino descenso en la cuantía de población, pero no es el caso que nos interesa, pues estamos analizando precisamente cómo aumentar el salario, con aumento paralelo de población. A medida que va aumentando la cuantía de capital disponible va aumentando paralelamente la demanda de trabajo y, por lo tanto, suben los salarios.

Nuevamente, la explicación definitiva del fenómeno la encontramos en la ley de la utilidad marginal. Recordemos que el capital está formado por naturaleza + trabajo. Luego, al ir aumentando la formación de nuevo capital, el trabajo, en relación con éste, comienza a volverse más escaso, pues el capital necesita trabajo para su construcción. El valor del trabajo, pues, aumentará inexorablemente, es decir, aumentará la utilidad marginal del trabajo. Cada unidad de trabajo, pues, aumentará de valor. Y cada unidad de trabajo es precisamente el trabajo de cada obrero. Luego, el salario de cada obrero aumentará.

Esto implica que la acción sindical que utilice la coacción, contrariamente a lo comúnmente afirmado, resulta ineficaz para aumentar el salario. Como sabemos, éste sólo puede aumentar merced a un aumento de la demanda y/o una disminución de la oferta de trabajo. Ahora bien: la oferta de trabajo, en los siglos XIX y XX, no se redujo, precisamente. Luego, lo único que provocó el aumento de los salarios en los países industrializados de Occidente es el aumento de la demanda de trabajo, y sabemos que ésta aumenta debido al aumento de la cuantía de capital. Luego, es este último factor el que produjo el aumento de los salarios en los países industrializados. Si los sindicatos, tratan de aumentar los salarios por medio de la coerción, producen los efectos del salario mínimo, punto que pronto explicaremos.

Ahora bien: es precisamente el tan vilipendiado sistema “capitalista” el que estimula constantemente la formación de nuevo capital que eleva la cuantía de salarios. Los empresarios, deseosos de ganancias, se preocupan siempre de mejorar la calidad y precio de sus productos, para aumentar las ventas. Pero tal cosa sólo pueden hacerla recurriendo a nuevos medios de producción –nuevas máquinas y equipos– (o sea, capital) que aumenten la calidad y cantidad de lo producido. Ese aumento constante de capital es el que produce, como explicamos, aumento constante de salarios. Luego, el capitalismo estimula en forma constante el aumento de salarios.

Es obvio, además, que tal proceso necesita inexorablemente de estabilidad jurídica y que no haya inflación monetaria, para que se estimule el ahorro en el mercado de capitales, lo cual –como vimos en el capítulo anterior– provocará tendencia a la baja en las tasas de interés (pero no artificial por medio de papel moneda, sino por medio de genuino ahorro), lo cual estimulará, por ende, a las inversiones de nuevo capital que presionará sobre los salarios haciéndolos subir.

El lector sagaz habrá advertido, sin embargo, que este proceso sería inútil si la oferta de trabajo aumentara con más rapidez que la demanda del mismo. Pero precisamente, los modernos métodos de producción aumentan la producción con más rapidez que la cuantía de población. La escuela austriaca tiene como una de sus principales afirmaciones que el aumento del capital a ritmo superior al crecimiento de la población es el único e inexorable método para aumentar el bienestar general.

Resumiendo, pues, en un esquema la idea central, nos quedará más clara dicha idea:

                                              : salarios bajos.

capital ​​​                      trabajo.                                                       

                                                 salarios altos. 

capital ​​​                       trabajo

(No usemos en este caso la palabra “capital” como vulgarmente se la emplea, es decir, como sinónimo de sector empresarial. Eso confunde un poco. El capital es el producido factor de producción. No aludimos a otra cosa cuando nos referimos al capital.)

Por Gabriel Zanotti 

Continuará…

https://www.facebook.com/EscuelaAustriacaEconomicaCuba/

 

  

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Cuba, economía, libertad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s