MÁS SOBRE LA ESUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA. PARTE III: MONEDA/ Gabriel Zanotti 

5) Efectos de la inflación
La inflación, aparte de los dolores de cabeza que al consumidor depara, trae acarreados otros efectos, terribles para la economía, que a continuación pasamos a considerar.

a) Descapitalización: uno de los efectos más dañinos para la capitalización; es lo que frena totalmente el crecimiento económico. La inflación provoca, claro está, el desaliento de ahorro. Las cantidades monetarias son rápidamente gastadas, por el temor a su continua pérdida de valor. Ahora bien: esto produce una marcada contracción del ahorro en el mercado de capitales. Pero las inversiones provienen del ahorro previo. Luego, al descender la cuantía de ahorro desciende la cuantía de inversiones, descendiendo, por ende, la cuantía de capital, con el consiguiente descenso de la productividad global.

Es decir, la inflación es causa del atraso económico y el subdesarrollo. Esto muestra. que la teoría estructuralista, al sostener que el subdesarrollo es la causa de la inflación, invierte la relación causa-efecto. Es obvio que el subdesarrollo, con su poca cantidad de bienes y servicios, agrava la situación, pero la causa de ese subdesarrollo es la descapitalización producida por la inflación. 

Por otra parte, la teoría estructuralista olvida la relación bienes-dinero, que explica la razón de que un país subdesarrollado no debe necesariamente padecer inflación, pues, si al lado de su pequeña cantidad de bienes y servicios x, existe una cantidad de dinero más pequeña todavía (x – 1) la cantidad de dinero, en relación a los bienes, será escasa, y por lo tanto el dinero contará con un alto poder adquisitivo, y consiguientemente no tiene por qué producirse ninguna tendencia inflacionaria.

Cabe hacer notar que, por otra parte, la inflación provoca inexorablemente el colapso del sistema monetario, como en Alemania en 1923. En efecto, el aumento de la oferta de dinero hace subir los precios. Esa suba de precios, a su vez, provoca que la gente desee desprenderse más rápido de su dinero –antes de que los precios suban más–. Pero tal cosa no hace más que hacer bajar nuevamente el poder adquisitivo de la moneda, pues el hecho de que la gente desee desprenderse de su dinero es simplemente aumento de la oferta monetaria, derivado de la baja en el atesoramiento. Luego, los precios suben cada vez más, la oferta de dinero cada vez más y así sucesivamente, hasta que, al fin, el dinero tiene un valor tan ínfimo que, a pesar del “curso forzoso” se produce el proceso denominado “huida hacia los valores reales”, o sea, utilizar cosas como moneda, que no es más que la utilización de una nueva moneda, que puede estar representada por artefactos eléctricos, alimentos, etc. Tal fue la situación que se produjo en Alemania en 1923, cuando un dólar llego a costar 4.000.000 marcos –aproximadamente–.

Por otra parte, la inflación producida por la expansión crediticia es una de las características de la primera parte del tan temido ciclo económico, proceso que analizaremos en el próximo capítulo.

b) Distorsión del cálculo económico: El lector, que ya conoce la importancia vital del cálculo económico, puede entonces imaginar la herida mortal que. significa cualquier distorsión del mismo. El continuo y acelerado aumento de precios –los precios de los factores de producción son, para el empresario, sus costos– impide al empresario calcular con facilidad, poniendo en peligro la economización de recursos. Si a esto sumamos la fijación de precios que en general realizan los gobiernos dirigistas, nos vemos entonces con la inexistencia de precios, tornándose pues imposible efectuar el cálculo económico estableciéndose de ese modo en la economía el más grande de los desórdenes.

Por Gabriel Zanotti 

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Cuba, economía, libertad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s