Laissez faire significa economía de mercado libre. Ludwig Von Mises

La cuestión que versa sobre a quién se debe atribuir el origen de la expresión laissez faire, laissez passer , ha causado muchos problemas a historiadores eruditos. De todos modos, se tiene la certeza de que en la segunda mitad del siglo XVIII los campeones franceses de la libertad económica, destacándose entre ellos Gournay, Quesnay, Turgot y Mirabeau, resumieron su programa para uso popular en esta frase. Su meta era el establecimiento de la economía de mercado libre. Para obtener este fin defendieron la abolición de toda ley que restringiera la movilidad de los bienes y de los hombres, y que impidiera a la gente más industriosa y más eficiente desplazar a los competidores menos industriosos y menos eficientes. La famosa expresión fue ideada para designar este concepto.

Al utilizar ocasionalmente las palabras laissez faire, laissez passer , los economistas del siglo XVIII no pretendieron bautizar a su filosofía social como doctrina del laissez faire . Concentraron sus esfuerzos en la elaboración de un nuevo sistema de ideas sociales y políticas que beneficiara a la humanidad. No ansiaban organizar un grupo o partido y encontrarle un nombre. Fue sólo más tarde, en la segunda década del siglo XIX, cuando la expresión llegó a significar el modelo completo de la filosofía política de la libertad, es decir, del liberalismo. La nueva palabra fue acuñada en España, donde designaba a los partidarios de la libertad religiosa y de un gobierno constitucional. Muy pronto fue utilizada en toda Europa como título para los esfuerzos de aquellos que favorecían un gobierno representativo, la libertad de pensamiento, expresión y prensa, la propiedad privada de los medios de producción y el libre comercio.

El programa liberal es un todo indivisible e indisoluble, no un montaje de diversos componentes arbitrariamente armado. Sus diversas partes se condicionan mutuamente. La idea de que la libertad política puede ser preservada en ausencia de libertad económica y viceversa, es ilusoria. La libertad política es el corolario de la libertad económica. No es accidental que la era del capitalismo se haya convertido también en la era del gobierno del pueblo. Si los individuos no tienen libertad para comprar y vender en el mercado, se transforman en virtuales esclavos dependientes de las concesiones del gobierno omnipotente, cualesquiera que sean los términos de la constitución.

Los padres del socialismo y del intervencionismo moderno estaban completamente al tanto de que sus programas eran incompatibles con los postulados políticos del liberalismo. El blanco principal de sus apasionados ataques era el liberalismo tomado como un todo. No hicieron distinción entre los aspectos político y económico del liberalismo. Pero a medida que transcurrieron los años los socialistas e intervencionistas de los países anglosajones descubrieron que atacar abiertamente el liberalismo y la idea de libertad era una empresa sin fruto alguno. El prestigio de las instituciones liberales era tan abrumador en el mundo angloparlante que ningún partido podía arriesgarse a desafiarlos directamente. La única oportunidad del antiliberalismo era disfrazarse de verdadero y genuino liberalismo y denunciar las actitudes de los restantes partidos como falso liberalismo.

Los socialistas continentales que habían desacreditado y ensuciado con fanatismo el liberalismo y el progresismo rechazaron la democracia con menosprecio, llamándola “plutodemocracia”. Sus imitadores anglosajones, que en un principio habían adoptado el mismo procedimiento, revirtieron su semántica y se arrogaron los títulos de liberales, progresistas y democráticos. Comenzaron por negar en forma absoluta que la libertad política fuera el corolario de la libertad económica. Afirmaron con osadía que las instituciones democráticas pueden funcionar satisfactoriamente sólo si el, gobierno tiene control total sobre todas las actividades productivas y el ciudadano individual es obligado a obedecer incondicionalmente todas las órdenes emanadas del órgano central de planificación. Para ellos la regimentación total es el único medio para hacer a la gente libre y la libertad de prensa se ve mejor garantizada por un monopolio gubernamental sobre las publicaciones e impresiones. No tuvieron ningún escrúpulo cuando robaron el viejo y buen nombre del liberalismo y comenzaron a llamar liberales a sus propios dogmas y políticas. En este país (EE.UU.) el término liberalismo es utilizado como sinónimo de comunismo más frecuentemente que para designar al orden social de la libertad.

La innovación semántica que los socialistas y los intervencionistas así inauguraron dejó sin nombre a los defensores de la libertad. No hubo ningún titulo disponible para designar a aquellos que creían que la propiedad privada de los factores materiales de la producción era de hecho el mejor y el único medio para hacer tan prósperos como fuera posible a la nación y a todos sus ciudadanos individuales, y para lograr que el gobierno representativo funcionara. Los socialistas y los intervencionistas creen que tales personas no merecen ningún nombre, sino que sólo debe hablarse de ellas con epítetos insultantes como “aristócratas económicos”, “parásitos de Wall Street”, “reaccionarios”, y muchos otros.

Este estado de cosas explica por qué la expresión laissez faire cada vez es más utilizada para designar las ideas de aquellos que defienden la economía de mercado libre y que están en contra de la regimentación y planificación gubernamentales.

Ludwing Von Mises

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s