Mentes viciadas de poder

nelson-luis-rodriguez-chartrandSan Agustín, La Habana, (PD) El libre albedrío es la facultad humana que se constituye en fuente generadora de todas las libertades. Es un derecho natural por excelencia. Tal es así que Dios prefirió el pecado antes que privar al hombre de ese derecho.

¿Qué derecho se tiene entonces de obligar a los seres humanos a pensar y a vivir de una manera predeterminada? ¡Esa es la esclavitud más cruel a la que pueda ser sometida una persona!

Vivir y actuar en disonancia con nuestros pensamientos y criterios, es vivir en agonía y en contra de nuestra propia naturaleza humana, lo que nos crea con el tiempo, un daño antropológico tal que llega a deshumanizarnos, convirtiéndonos, irremediablemente, en verdaderos autómatas.

Ese ha sido el modus operandi utilizado por el gobierno revolucionario cubano, que le ha permitido mantenerse en el poder por más de medio siglo en circunstancias tan adversas, fuera de todo pronóstico y comprensión.

A los dioses de la revolución cubana no les bastó con manipular la mente de sus ciudadanos vivos, sino que se han empeñado en garantizar que los que están por nacer no tengan otra opción de pensamiento que no sea otra que la programada por ellos.

¡Increíble verdad!

Aunque parezca irrisorio e inverosímil, esta es una realidad incuestionable la cual puede constatarse de manera fehaciente en el artículo 3 de nuestra Ley de Leyes, el cual estipula sin reserva alguna; lo siguiente:

El socialismo y el sistema político y social revolucionario establecido en esta Constitución, probado por años de heroica resistencia frente a las agresiones de todo tipo y la guerra económica de los gobiernos de la potencia imperialista más poderosa que ha existido y habiendo demostrado su capacidad de transformar el país y crear una sociedad enteramente nueva y justa, es irrevocable, Cuba no volverá jamás al capitalismo”.

No cabe dudas, señores, que estamos en presencia de un precepto constitucional eterno sin precedentes; inaceptable e incompatible con la razón humana y el sentido común más elemental, que solo es posible concebir en esas mentes viciadas de poder.

Para Cuba actualidad: Nelson Rodríguez Chartrand (nelsonchartrand@gmail.com)

Abogado y miembro del Club Anarcocapitalista de Cuba (CAC)

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s