Privatizaciones a paso de hormiga

joisy-garciaCuba actualidad, Guatao, La Habana, (PD)

Cuando recorremos la Habana podemos constatar que han ido ascendiendo los negocios privados como las cafeterías, teatralizando una lucha de clases en la esquina azul están los llamados “cuentapropistas” y en la esquina roja puede observarse a las cafeterías estatales, en las mismas la falta de higiene es obvia, ciertamente tienen precios menores en sus productos, no lo pongo en duda pero, la calidad de los servicios y la oferta dejan mucho que desear. Ante una sencilla pregunta dirigida hacia cualquiera de los dos bandos: ¿Me podría usted regalar o vender un vaso de agua? los clientes suelen sentirse “impotentes”.

Es obvio que muchos nuevos empresarios son incompetentes, de hecho comienzan siendo tremendamente competitivos y con el tiempo se vuelven ineficaces. Por fortuna para los consumidores, los mercados libres “cuando verdaderamente son libres” cuentan con un mecanismo muy sencillo de limpieza que identifica o discrimina a los empresarios competentes de los incompetentes, ese sencillo acto se nombra libre competencia. Cualquiera que sepa satisfacer las necesidades de los consumidores de un mejor modo que el resto de los empresarios ya asentados, sólo tiene que lanzar su propuesta de valía al mercado y comenzar a competir. De este modo tan simple se puede identificar lo que desean y lo que no desean los consumidores en general, es decir los verdaderos agentes del voto directo.

Toda la comunidad ha visto y experimentado que la moderna empresarialidad privada funciona y que los nombrados establecimientos estatales, salvo algunos que son regidos por la doctrina innegable Estatali-Privada funcionan algo mejor. Ahora, si todos estamos viendo ante nuestros propios ojos que las privatizaciones han sido medios de progreso y calidad de vida para todos, me viene a la mente una sencilla pregunta: ¿Por qué no dar un paso más osado y proponer privatizar todos esos establecimientos que sabemos que a corto plazo se están volviendo rentables?

Sencillamente la pelota salta a la vista, los dirigentes “socialistas” han entendido que la libertad económica trae consigo hermanada la libertad política, y simplemente temen continuar dando pasos para la normalización y progreso de nuestra desgraciada nación. En el fondo a nuestro gobierno no les interesan ni los consumidores, ni los empresarios, ni la urgente normalidad de nuestra economía…, sino mantener el modelo de empresario-político que vive gracias al maná presupuestario del Gobierno para que le ayude a mantener su hacienda de privilegios y abusos. Por lo tanto, las privatizaciones en Cuba continuaran su empedrado camino, pero a pasos de hormigas…, hormigas con hipo.

Joisy García (joisygarcia@gmail.com, joisygarcia@nauta.cu)
Miembro del Club Anarcocapitalista de Cuba

Acerca de Instituto Mises Cuba

Instituto Mises Cuba: Espacio para opinar y debatir sobre economía y libertad.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s